Año XLI - Edición Nº 8.409

Miércoles 11 de abril de 2018

Error de presidente Piñera es no tener carta de navegación para terminar su Gobierno

Fecha de Publicación: Jue, 11/08/2012 - 09:00

Cientista político de la Facultad de Humanidades, Bernardo Navarrete, afirma que “con el reciente cambio de Gabinete queda de manifiesto que la carrera presidencial comenzó, y que el gobierno terminó, o, por lo menos, ha comenzado a terminar, ya que la agenda se presidencializa”.

Presidente Sebastián Piñera.

Foto:

Internet

Tras variadas especulaciones y luego de la derrota que sufrió la Alianza en las pasadas elecciones municipales, se materializó el esperado cambio de Gabinete, sin mayores sorpresas.

El ex ministro Laurence Goldborne y Andrés Allamand, son las cartas presidenciales para la próxima elección, por tanto fueron los primeros en abandonar el equipo de Gobierno.

Para Bernardo Navarrete, analista político y académico de la Facultad de Humanidades de nuestra Universidad, los cambios al interior del Gabinete fueron más bien un premio de lealtades en situaciones de crisis, “porque lo más simbólico y difícil  para Piñera fue quitarle la vicepresidencia a Renovación Nacional, para entregársela a un UDI”.

“Entonces, la duda que surge es si el Presidente no tuvo la capacidad de reclutar más personas, o los candidatos no quisieron ir al cierre de un Gobierno que en estricto rigor lo hizo mal, en términos de votos para la elección municipal, y desde el punto de vista del apoyo con que cuenta el actual Mandatario”, enfatizó el experto.

A juicio del analista “la sorpresa es que sólo la ministra de Bienes Nacionales, Catalina Parot, haya salido del Gabinete con intención de seguir una carrera parlamentaria. El resto de los ministros, al parecer, no se decidieron o, simplemente, tras la derrota en las municipales, no quisieron arriesgarse”.

“Es extraño lo de Longueira, Chadwick y Matthei. ¿Qué van a hacer cuando termine el Gobierno?, o, derechamente, dieron el próximo Gobierno por perdido y, en consecuencia, el objetivo final es retrotraerse a sus partidos para enfrentar un Gobierno de Bachelet, o se podría prospectar un pacto por omisión en el Congreso” se plantea el analista.

A su juicio, el gran error de Piñera es “no haber aprovechado el cambio de Gabinete para entregar un carta de navegación sobre cómo quiere terminar su gobierno,  y cuál es su legado. Se equivoca al encargarles a sus dos candidatos presidenciales que salgan a difundir las ideas cuando, en estricto rigor, él es Presidente y él debe encargarse de las ideas de su Gobierno. Entonces, al Gobierno, que se percibe solitario y que gasta tres de sus liderazgos políticos, lo termina devorando el problema de gestión. Con esto está claro que la carrera presidencial ha comenzado, y que el Gobierno terminó, o, por lo menos, ha comenzado a terminar” concluyó el experto.