Año XLI - Edición Nº 8.409

Miércoles 11 de abril de 2018

Los candidatos y candidatas a La Moneda y su política exterior

Fecha de Publicación: Mié, 11/13/2013 - 19:25

En esta serie de análisis de los programas presidenciales en materia de Relaciones Exteriores, y de acuerdo al estricto orden de aparición en la papeleta electoral, se abordan las propuestas de Marco Enríquez Ominami, Roxana Miranda y Michelle Bachelet.

Marco Enríquez -Ominami, Roxana Miranda y Michelle Bachelet formulan sus planteamientos en RRII.

Foto:

Internet

Marco Enríquez-Ominami, el candidato por el Partido Progresista, propone una política exterior basada principalmente en siete puntos, en donde se puede ver un claro sesgo regionalista de las relaciones internacionales, y muy enfocada a países vecinos. Propone una profundización de las relaciones con Argentina, porque es el país con el que comparte la frontera más larga, y con Brasil por ser un país que se encuentra desarrollando rol importante a nivel global. Además, propone el fortalecimiento de la Unión de las Naciones Sudamericanas (UNASUR) y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), para una integración comercial y física de emprendimiento. Respecto de las relaciones con Bolivia, ME-O propone reanudar las relaciones con Bolivia, las cuales se han dejado de lado por la disputa entre los países. Toca también el tema de las relaciones con Perú post resolución de La Haya, proponiendo sacar adelante una agenda a futuro con Perú, y superar la brecha existente entre confianza económica y desconfianza política, así como tratar temas comunes como una integración energética. Por otro lado, el programa de ME-O argumenta la necesidad de contribuir a la reforma de las instituciones mundiales como  la de la ONU. Y también asegurar la sobrevivencia del planeta. Finalmente el programa de Marco Enríquez-Ominami hace mención de una modernización de la Cancillería y de refundar el Ministerio de Relaciones Exteriores.

La política exterior del programa de ME-O se despliega de un diagnóstico muy bien hecho en cuanto identifica que hay una ausencia o abandono de políticas de corte regional, de integración y cooperación. Gonzalo Álvarez plantea que con la postura que expresa el candidato el programa busca desmarcar a Chile del mercantilismo generando cooperación y mayores espacios de integración regional, lo cual a mediano y largo plazo, genera estabilidad regional y así el país reposicionaría su imagen en Sudamérica. Aunque dado al contexto nacional, no sería muy plausible al corto plazo, señala Álvarez.

Claudio Coloma coincide con ME-O en que la política exterior ha estado “focalizada en el comercio exterior ha sido sobredimensionada en relación a la política diplomática regional y vecinal”, y que esta “negligencia para atender lo vecinal y regional desde un punto de vista político-diplomático se traduce en que Chile ha sufrido dos demandas judiciales en media década (2008 con Perú y 2013 con Bolivia)”, sin contar que no ha sido visitado por mandatarios importantes para la región como DilmaRousseff.

La candidata por el Partido Igualdad, Roxana Miranda, se refiere a elementos más estructurales de las Relaciones Internacionales a nivel global. Desde ahí propone un refundación de las Relaciones Internacionales, mediante un cambio en la doctrina: desde una política exterior basada en TLC a una creación de relaciones de cooperación e integración para la superación del capitalismo; basada en una “diplomacia de los pueblos”. También toca la temática de la demanda boliviana respecto de salida soberana al mar, la cual es apoyada por la candidata. Sin embargo, propone dos alternativas que incluyen a Perú lo cual dificultaría tal decisión.

El programa de Roxana Miranda sigue, sin duda, los lineamientos de su candidatura, una gran crítica al sistema -internacional en el caso de la política exterior-. Sin embargo, como todo su programa y su candidatura,  Roxana Miranda no se aleja de sólo realizar un diagnóstico de la situación de Chile y el mundo. Sus propuestas entonces carecen de lineamientos o actividades reales para llevar a cabo su programa. De alguna forma es un gran objetivo general, sin objetivos específicos.

Sin embargo, hay que rescatar su afán por refundar, es decir, realizar una reforma estructural y no una basada en cambios superficiales. Este mismo afán es casi irrealizable, considerando que “una tarea como esa es imposible de cumplir en cuatro o más años. A pesar de sus defectos y virtudes, la diplomacia chilena tiene su propia historia y tradición, las cuales han sido factores importantes para el comportamiento internacional del Estado a lo largo de los años”, declara el profesor Claudio Coloma.

Para Gonzalo Álvarez, por otro lado, el programa de política exterior de Roxana Miranda, muestra una declaración de principios más que una política de gobierno; plantea que cada política tiene principios, pero si esto queda sólo en principios, sin una línea de acción, pasa a ser algo imposible de traducir y de realizar.

En el programa correspondiente a la candidata de la Nueva Mayoría, Michelle Bachelet, se puede ver que en Defensa contiene elementos de relaciones internacionales, además de tener un punto exclusivo sobre política exterior. Dentro de la primera, entre otras cosas, propone generar una política de Defensa donde su objetivo a mediano y largo plazo será generar una comunidad de seguridad en América del Sur que garantice paz y elimine definitivamente la amenaza de guerra, siendo el consejo de defensa de UNASUR la instancia para avanzar en esta materia. También su propuesta considera: fomentar la confianza mutua en la región; profundizar el diálogo, cooperación e integración con Argentina y Perú; crear un nuevo concepto de política de defensa centrado en la cooperación, la integración y el diálogo; y retomar y normalizar las relaciones con Bolivia.

En relación a la política exterior propone: una unidad regional; conseguir la integración política y económica por medio de instituciones regionales como la UNASUR y la CELAC; promover a chile como el promotor coactivo de la integración; generar articulación de relaciones más estrecha con Asia-Pacífico; consolidarse como “país puerto” o “país puente”; reanudar el diálogo político con la Unión Europea; realizar una política y cultura migratoria; e impulsar la tramitación, hasta la aprobación, de un proyecto de ley que otorgue el derecho a voto a chilenos en el extranjero.

El programa de la candidata Bachelet muestra una clara tendencia de política exterior que sigue los lineamientos de los gobiernos de la Concertación. No obstante, contiene algunos elementos nuevos, como los puntos relacionados al reposicionamiento de Chile en la región que, así como otros candidatos, percibe en su diagnóstico un país que ha perdido influencia y prestigio a nivel regional, por lo cual se hace imperioso un enfoque amplio para llevar las relaciones con los demás países.

Para Álvarez, es una clara apuesta multilateral, que busca devolver esa imagen de país con iniciativa y rol activo, así como también busca potenciar de mayor manera las relaciones Asia-Pacífico. El académico plantea que no hay muchas novedades, y “se podría decir que es una especie de regionalismo abierto 2.0”.

Por otro lado, hay que destacar que la candidata se aleje de la Alianza del Pacífico, no se debe sólo porque sea una política del presidente Piñera, sino porque esta alianza involucra aspectos ideológicos que la mandataria no comparte, más ligado a la derecha. “En este sentido, hay que entender que este grupo de países (Chile, Colombia, México y Perú) surgió como una iniciativa de gobiernos de derecha ante la predominancia que ejercen actualmente en la región los gobiernos de centro-izquierda”, nos relata Claudio Coloma.

(*) Estudiantes de Licenciatura en Estudios Internacionales de la U. de Santiago de Chile.
 

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.

Simple Wysiwyg

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <ul> <ol> <li> <strike><br> <br /><p>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><iframe>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.